Desde el pasado 31 de octubre de 2019, la Alcaldía Municipal había anulado el nombramiento de César Ángel Barriga Monroy, como curador urbano número 1, por no cumplir con los estudios académicos necesarios para ejercer este oficio. Sin embargo, éste seguía estafando a los soachunos con esta labor.

 

 

Tras ser sorprendido realizando su labor como Curador Urbano número 1, sin la preparación académica necesaria, César Ángel Barriga fue revocado por la Administración anterior.

El acusado, quien además utilizaba prendas de la Alcaldía de Soacha, fue sorprendido en su lugar de trabajo por la Secretaría de Gobierno de Soacha, la Inspección de Policía Número 2, la Policía Nacional, la Superintendencia de Notariado y Registro y la Personería Municipal, que hicieron inspección en el lugar y retiraron toda la publicidad falsa de la Curaduría Número 1, que engañaba a los ciudadanos.

El encargado de la Curaduría Número 1, a partir de la fecha, será Bernardo Rodríguez, Curador Número 2, quien junto a su equipo técnico de trabajo revisará los documentos y expedientes tramitados en este lugar para hacerse cargo de los mismos.

Cabe resaltar que, cualquier diligencia hecha en esta Curaduría Número 1, después del 31 de octubre de 2019 es fraudulenta, debido a que el acusado, César Barriga, no estaba facultado para certificar estos trámites.

Cualquier persona que haya hecho solicitud, radicación, pago o expedición de licencias de construcción después de esta fecha (31 de octubre de 2019), debe acercarse a la Fiscalía Segunda Sección, o directamente con el curador número dos, Bernardo Rodríguez, en la calle 12 No. 8A – 39.

Con este tipo de acciones, el Gobierno Municipal garantiza que los soachunos no sean estafados por inescrupulosos.