La Alcaldía Municipal de Soacha desde el 2016 viene realizando un trabajo constante frente a la recuperación de los humedales Tierra Blanca, Neuta, El Vínculo - Maiporé,  Tibanica, Santa Ana, La Muralla, El Cajón, San Isidro y La Chucua – Puyana; por lo que se declaran reservas hídricas y se establece su franja de protección y adecuación.

 

Por esta razón, la Administración Municipal, a través de la Secretaría de Planeación y Ordenamiento Territorial desde la Dirección de Gestión Bioambiental, junto a la Corporación Autónoma Regional (CAR), vienen adelantando acciones que han permitido hacer de estos humedales indispensables para el suministro de agua, producción de alimentos, control de inundaciones y mitigación frente al cambio climático.

 

De igual forma, el retiro de más de 1.000 metros cúbicos de escombros, más de 20.000 árboles sembrados en las rondas de los humedales, adecuación y apertura de los espejos de agua, cerramientos y la instalación de sistema de riego. Todo este trabajo de restauración y protección es debido al esfuerzo de la Administración Municipal, junto a  entidades, organizaciones ambientales y comunidad en general que entiende la importancia de mantener estos ecosistemas activos.  

 

Adicionalmente, se vienen atendiendo problemas que se presentan a diario en los humedales como es: vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales (conexiones erradas – aguas lluvias), invasión en zona de ronda, urbanización descontrolada y pérdida de grandes áreas estratégicas de estas fuentes hídricas, disposición inadecuada de residuos sólidos en la ronda de protección del humedal y espejo de agua, desarrollo de actividades industriales sobre el área de influencia directa del ecosistema, presencia de animales domésticos (perros y gatos) y semovientes (caballos y vacas) en el espejo de agua y ronda de conservación, incendios provocados,  quemas a cielo abierto, presencia de distribución y consumo de drogas, situaciones que se presentan a diario, por las cuales se trabaja todos los días.