Con el objetivo de recuperar la zona hídrica del humedal Tierra Blanca ubicado en la comuna uno de Soacha, las autoridades realizaron un operativo de demolición de bienes materiales,  construidos luego de  un proceso de relleno  ilegal  en los terrenos de la  zona ambiental.

 

Tras un proceso de previo aviso  a los habitantes del barrio Ocobos, sobre el asentamiento ilegal  de sus propiedades sobre  los terrenos  del Humedal Tierra Blanca,  la Secretaria de Gobierno, junto a la Dirección de Gestión Bioambiental  de la Secretaría de Planeación de la Alcaldía Municipal, la  Policía  y el Ejército Nacional, realizaron  la demolición de  viviendas  ubicadas en la zona hídrica del ecosistema.

 

“Desde el año 2015 se realizó un censo, identificando  cada predio que se encuentra en la zona de ronda del humedal, informándole a las persona que se encontraban habitando allí, que este es un lugar de protección ambiental, por lo tanto no se puede rellenar ni construir, puesto  que la cédula catastral del predio, aparece a nombre del municipio;  por esto, con toda la autoridad de la Administración Municipal, estamos  haciendo presencia con estas demoliciones, realizando este importante  proceso de restauración que necesita el humedal”, afirmó Esperanza Montoya, directora de Gestión Bioambiental de Asistencia Técnica Agropecuaria  de la Alcaldía de Soacha.

 

Respecto a este proceso de recuperación del ecosistema, la comunidad del barrio Ocobos resalta la labor  de estos operativos, así lo indica Simón Elías García,  presidente de la Junta de Acción Comunal, al afirmar que estas acciones benefician al sector, tanto a nivel ambiental como en la seguridad de los mismos, ya que  al no permitir estos asentamientos ilegales,  se evita la aparición de personas que invaden los terrenos con intenciones de afectar a la población de manera económica y material.

 

El Gobierno Juntos Formando Ciudad, continúa poniendo en marcha  estrategias de desarrollo que fortalecen la intervención, recuperación, protección y preservación de los ecosistemas y fuentes hídricas del municipio,  tal y como se planteó en el eje cinco del  Plan de Desarrollo 2016-2019.