23 de Marzo de 2018 | Salas de urgencias de hospitales, EPS e IPS están en alerta para brindar atención inmediata de presentarse casos que involucren fiebre, conjuntivitis, tos y brotes en la piel, principales síntomas del sarampión.

Ante los casos importados por sarampión reportados en los departamentos de Antioquia, Risaralda y Norte de Santander, la Alcaldía de Soacha con profesionales de la salud se toman el territorio e inician recorrido casa a casa para revisar el carné de vacunación en menores de 5 años. 

Según el Instituto Nacional de Salud, los tres casos reportados en Colombia se registran en niños procedentes de Venezuela; por ello, al ser Soacha un municipio receptor de esta población se adoptan medidas preventivas. A febrero de 2018, la Secretaría de Salud identificó 1.700 venezolanos, entre ellos 200 menores de 5 años quienes fueron vacunados. 

“Entregamos un parte de tranquilidad porque superamos el 95 por ciento en la cobertura de vacunación de nuestros niños, sin embargo, mantenemos la alerta y hacemos monitoreo del esquema de vacunación”, afirmó el alcalde Eleázar González Casas. 

El sarampión es una enfermedad prevenible mediante la vacunación. No existe otra opción diferente a la vacuna triple viral (sarampión, rubéola, paperas) o a la vacuna bivalente (sarampión, rubéola).

De acuerdo con el esquema nacional de vacunación, esta vacuna se debe aplicar a todos los menores que cumplan 12 meses, y el refuerzo debe hacerse cuando el menor tenga 5 años.