con una inversión superior a los 1.500 millones de pesos se inicia la sustitución de vehículos de tracción animal por automotores.

 

La Alcaldía Municipal de Soacha entregará 60 vehículos a los carreteros que fueron priorizados desde la Secretaría de Movilidad. Los vehículos cuentan con un cilindraje de 1.051 cc potencia máxima de 52,4 hp @ 5.500 rmp, cuatro cambios y permiten una carga liviana de hasta 770 kilogramos de capacidad.



Por más de 38 años Ana Lucía Aguilera trabajó con sus carretas y caballos hasta el 1 de diciembre de 2016, cuando la Alcaldía de Soacha realizó la jornada de adopción de caballos que fueron entregados a la Universidad Nacional. 



Ese día, Ana dejó en manos de profesionales a su yegua Dulcinea y el trabajo familiar que heredó de su mamá. Su trabajo con la carreta le permitió brindarles educación superior a sus hijos, pero empezó a ver difícil la situación cuando inició la aplicación de la prohibición de los caballos para uso laboral porque su punto de trabajo principal era Abastos y la sustitución inició en Bogotá, razón por la cual decidió hacer parte del proceso.



Ana se encuentra en el grupo de los primeros 60 carreteros seleccionados por la Alcaldía de Soacha donde se dio prioridad a 13 personas mayores de 60 años, 8 personas en condición de discapacidad y 29 personas con un alto grado de vulnerabilidad, donde también se encuentran madres cabezas de hogar.



A través del Decreto 331 del 19 de diciembre de 2016, la Alcaldía de Soacha permitió a los beneficiarios seleccionar entre la formulación y conformación de un plan de negocio; formación académica, técnica o tecnológica en extensión del beneficio a familiares en primer grado de consanguinidad; vehículos automotores debidamente homologados para carga liviana de hasta 770 kilogramos de capacidad; o la adquisición o mejora de vivienda, mediante aporte de un subsidio.



Ana seleccionó la opción del vehículo indicando que está segura de que le va a cambiar un 100 por ciento la calidad de vida porque ya no va a estar expuesta bajo el sol y el agua, además de quitarse el estigma que recibe de la sociedad por ser carretero. Ella tomó la decisión porque quiere seguir desarrollando sus actividades de acarreos y reciclaje. 

 


Al igual que Ana, 176 carreteros decidieron entregar sus caballos, acogiéndose a la Ley 769 de 2002 del Código Nacional de Tránsito, en el que se prohibió la circulación de estos vehículos de en las zonas urbanas de los municipios de categoría especial y de primera categoría, hoy sienten que tomaron la mejor decisión, pues sus caballos se encuentran en una fundación para población con discapacidad y ellos ya están en el proceso que les mejorará la calidad de vida, reduciendo sus tiempos de trabajo que iniciaban desde las 5 de la mañana hasta las 11 de la noche. 



El alcalde de Soacha, Eleázar González manifestó que se inició el proceso con los primeros 60 carreteros, pero que sigue su compromiso para asignar en el 2018 un nuevo presupuesto para la sustitución, mejorando la calidad de vida de quienes tenían su fuente de ingresos con los caballos y las carretas. Además, los invitó a promover el buen uso de cada una de las ayudas que se les entregará, recordándoles que son recursos del Estado y de los ciudadanos. 



La Secretaría de Movilidad de Soacha realizó un proceso de verificación de idoneidad, corroborando que no tuvieran ningún antecedente judicial o penal, además deberían estar a paz y salvo con comparendos, contar con licencia de conducción vigente y haber entregado los caballos en buenas condiciones.