En una gran campaña para hacer posible que niños y jóvenes puedan tener una jornada escolar complementaria, la alcaldía de la ciudad y otras entidades públicas y privadas adelantarán capacitaciones en artes, educación ambiental, habilidades sociales, entre otros.


Más de $1700 millones se invertirán en este proyecto que busca mejorar la convivencia escolar, disminuir el riesgo de consumo de sustancias psicoactivas, los comportamientos agresivos en los niños y el pandillismo.

La mayor parte de la inversión se destinará al programa de bilingüismo en inglés, que estará a cargo de la Caja de Compensación Familiar CAFAM entidad que invertirá recursos de FONNIÑEZ por más de $1.200 millones para beneficiar a 2500 estudiantes y capacitar en la enseñanza de segundas lenguas a más de 50 docentes.

Para los otros programas se han establecido alianzas con la Fundación Niños Jesús, la CAR, el SENA, el Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte de Soacha IMRDS y la Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano CINDE.

En la jornada escolar complementaria, 12 mil niños practicarán deporte, cerca de 3mil estudiantes se convertirán en gestores ambientales, 300 niños de Altos de Cazucá realizarán actividades en danzas y artes plásticas; y más de mil obtendrán habilidades sociales enfocadas a cultura ciudadana, fomento de valores, autocuidado, competencias ciudadanas, etc. 

Para el Alcalde de Soacha Eleázar González, la jornada complementaria escolar es el resultado del trabajo en equipo y “una apuesta planteada en el plan de desarrollo para la atención del niño en jornada contraria a través de una correcta utilización del tiempo libre. La educación no es solamente un niño en el aula, es un padre de familia comprometido, es un docente comprometido, un rector comprometido y un alcalde comprometido”. 

Respecto a la cifra de 18mil estudiantes atendidos con esta iniciativa, el Secretario de Educación de Soacha Hernán Castellanos afirmó que este logro se obtiene en la medida en que se concentra el trabajo en la gestión y no el resultado “lo que hay que pensar es en cómo involucramos más niños para 2018 y 2019, ese es el reto”.