El alcalde de Soacha, Eleázar Gonzáles expresó su preocupación por la demora del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) para realizar el censo poblacional en la ciudad.

Esta demora ha generado un déficit en las transferencias de la Nación cercano a un 70 por ciento, pues se están girando recursos para 525 mil personas cuando el municipio tiene más de un millón 200 mil habitantes, de los cuales 65 mil son víctimas de la violencia que han llegado durante los últimos años.

"Me preocupa porque el DANE no clarifica cuándo va a hacer ese censo para que los recursos lleguen a un número de habitantes como debe ser", expresó el mandatario.
Con el censo se podrían priorizar inversiones para ciertos sectores, además de tener mayores recursos del Sistema General de Participación, proporcionales a la población actual. "La bomba social que está despertando es bastante preocupante", afirmó González Casas frente a las necesidades que aún siguen insatisfechas en los habitantes de Soacha.

Ya la representante a la Cámara, Betty Zorro había advertido al Gobierno Nacional la urgencia de realizar este censo, que por ley se debe hacer cada 10 años, por lo que pidió que se haga la adición presupuestal desde el Ministerio de Hacienda correspondiente al DANE para iniciar el proceso.

"Soacha se ve fuertemente afectado porque ese censo no se lleve a cabo, tiene una población altamente vulnerable. Fiscalmente, si no hacemos ese censo poblacional este municipio es inviable y eso significaría para Cundinamarca un alto impacto", afirmó la congresista.

El censo lleva un año de retraso y según el DANE depende de los recursos que el Ministerio de Hacienda destine para este fin.