En el marco del lanzamiento de la campaña 8 Millones de Razones liderada por el Gobierno Nacional, en  la búsqueda de brindar un homenaje a las más de 8 mil víctimas del conflicto armado en Colombia, se puso en funcionamiento el Centro Regional  de Atención a Víctimas – CRAV, ubicado en la calle 38 No. 19 – 20, Avenida Terreros, el cual permitirá brindar una atención integral a los usuarios. 

El evento presidido por el director de la Unidad para las Víctimas, Alan Jara contó con el acompañamiento del alcalde municipal, Eleázar González; el secretario de Gobierno (e) de Cundinamarca, José Neftalí Dávila; el coordinador de la Mesa Departamental de Víctimas, César Augusto Beltrán; el director regional de la Unidad de Víctimas, Jorge Sánchez; el contralor municipal, David Enrique López Luna, representantes del Ministerio Público y de las Mesas de Víctimas departamental y municipal.
 
Durante el encuentro, el primer mandatario Eleázar González invitó al Gobierno Nacional a tener mayor presencia en el municipio indicando que “la paz inicia desde las regiones y Soacha con más de 55 mil víctimas del conflicto amerita que el Gobierno tenga una mirada diferente, continua y certera en inversión social, compromiso de desarrollo, atención a las víctimas y a los soachunos en general; por eso es importante que incluso el Gobierno Nacional esté pensando en una compensación social, a través del Sistema General de Participaciones”, puntualizó González.
 
Por su parte, Alan Jara indicó que el CRAV es un acuerdo que compromete el esfuerzo de las tres instituciones mencionadas, donde cada entidad aportará para  brindar toda la oferta del Estado y expresó el gran proyecto que se ejecutará con las víctimas al crear el cerramiento del centro, a través de una cerca viva donde cada una  sembrará un árbol que permitirá simbolizar la memoria de cada una de ellas.
 
En la jornada se hizo entrega de 106 indemnizaciones por un valor cercano a los 900 millones de pesos y 40 máquinas de coser que fueron donadas por la empresa Pat Primo.
Finalmente, Ana Palacios, integrante de la Mesa Municipal de Víctimas dijo que "recibimos capacitaciones en manejo de las máquinas y la idea es crear empresa que nos permita quitarnos ese estigma, porque nosotros somos capaces de dejar esa palabra atrás y seguir adelante”, señaló la beneficiaria.